lunes, 22 de febrero de 2010

Estrella ...


Y esta noche es nuestra noche ...
esta noche te despido , tenemos un rato para compartir como antes y como nunca,
que raro todo ésto de no esperarte mas y de que ahora, seas vos quien me espere a mi
porque ya me tocará y andaremos de acá para allá haciendo de las nuestras
como buenos "demonios" que somos .
Gracias, por hacerme sentir realmente que tengo una hermana mas
muchas veces el trato cara a cara no sirve de nada si el contacto corazón a corazón no existe,
fuimos (y seremos) piezas del mismo rompecabezas , nos entendimos siempre
y a pesar de la distancia, asi seguiremos "siendo cómplices" vos de allá , yo de acá .
Ya brindé por vos, ya te sonreí , te aconsejé que te portes bien , derramé lágrimas y estoy ...
con menos bronca por lo injusta que es la vida, sé que hay que vivirla y lo que se dá por algo es,
estoy tranquila porque sé que a pesar de todo, nunca dejaste de pelear, nunca te rendiste
y mucho menos lo harás ahora.
Te vas danzando hacia otras tierras y si , para que mentirte , te voy a extrañar ...
Esas locuras y esos cariños con los que salías y miles de cosas mas que tan solo vos y yo sabemos
y que es mejor, dejarlo como "nuestro secreto".




Las estrellas nos guían en nuestro destino. La amistad nos guía hacia la eternidad, vos sos mi estrella y mi amiga ahora y para siempre ♥

Te quiero "estrellita mía"
Hasta Pronto!!

martes, 16 de febrero de 2010

...


“Que valor, que soberbia la tuya,
ella, indefensa criatura que buscaba el cobijo de tus brazos,
inocencia perdida, robada de la forma mas desleal,
cae de rodillas,
y tan segura que se sentía a tu lado,
temerosa de tu mirada,
se esconde, trata de huir;
Tu fría mano le aprisiona el cuello, la oprime,
la guía por caminos de dolor

ilustrándole la vida de la forma mas agónica.
Clava sus uñas y el hilo de sangre se desliza suavemente,
mezcla de sudor y sangre,
agridulce sabor a victoria.
Y la dejas caer, la tiendes,
levantas la mirada al cielo invocando su nombre tan tiernamente,
volteas la mirada y ves como yace,
tan exquisita, tan pura y tan muerta,
con un nuevo brillo en sus ojos,
el mismo que luce la sangre en tus manos"